21 feb. 2012

COMUNICADO DE APOYO A LOS COMPAÑEROS DEL IES LLUIS VIVES


          Ayer lunes 20 de Febrero, por cuarto día, la policía ha cargado salvajemente contra los estudiantes en lucha del IES Lluis Vives. Tras las cargas y detenciones arbitrarias desde el pasado miércoles 15 y tras las manifestaciones masivas de estos días, la policía dirigida por el PP ha hecho gala de un salvajismo que nos recuerda la represión vivida en las calles de todo el Estado bajo la dictadura franquista. Estudiantes que protestan pacíficamente contra los recortes educativos del Gobierno del PP en el País Valencià han sido respondidos violentamente, con porrazos, patadas, agresiones y detenciones, en los que los insultos y las vejaciones han sido la norma. Esta actuación brutal de la policía no es casual: pretenden amedrentar a los jóvenes que luchamos por nuestros derechos, pero no lo van a conseguir.

          Nuestros compañeros de Valencia están movilizándose desde hace semanas en defensa de algo que es completamente justo: una educación pública de calidad. Desde hace años, el gobierno del PP instalado en la Generalitat, con el beneplácito de los diferentes gobiernos estatales, no ha hecho más que recortar los presupuestos educativos favoreciendo descaradamente la privatización de la enseñanza. Mientras los empresarios se lucran con subvenciones públicas, los centros de estudio del País Valencià se han degradado aceleradamente: miles de estudiantes dan clases en barracones, hay cortes continuos de electricidad y de la calefacción en las aulas; se despiden profesores y la masificación cada día es más insoportable. Un panorama semejante al que se vive en cientos de centros de estudio del resto del Estado, y que el gobierno central del PP, con sus recortes a la enseñanza pública, va a empeorar. Esa es la situación del IES Lluis Vives, y por la que sus estudiantes se concentraban en la puerta de su centro cuando fueron violentamente cargados por la policía. Por estos motivos el pasado jueves 16 más de 20.000 estudiantes a luchar en defensa de la educación pública. La situación en Valencia ha llegado a un alto grado de compromiso social y la respuesta de los estudiantes ante los ataques está siendo clara, “por cada patada a un estudiante, saldremos dos, por cada porrazo, tres, por cada detención, cuatro”.

          Desde AED-ACE reiteramos nuestra total solidaridad y apoyo a los estudiantes valencianos, con los compañeros del Lluis Vives, con los detenidos y con sus familiares. Exigimos la dimisión inmediata de la Delegada del Gobierno y del Ministro del Interior que está amparando esta actuación policial propia de una dictadura y una depuración de los elementos fascistas de las fuerzas de seguridad del Estado, que son capaces de considerar a estudiantes menores como el “enemigo”.
           No vamos a permitir que el gobierno de la derecha, el mismo que pretende esclavizarnos en las empresas, nos aplaste con su represión policial cuando defendemos una educación pública de calidad.


Yo también soy estudiante y reivindico mis
derechos. Yo también soy el enemigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario